Asiento diferencial en viviendas

Reclamación de asientos diferenciales en viviendas
LlámenosContacto

Un asiento diferencial se produce cuando existe un hundimiento de una o varias zapatas o pilotes, que hace que la cimentación de una vivienda se desequilibre, inclinando el inmueble hacia ese punto y partiendo y agrietando forjados y elementos estructurales. Suele ser la patología más peligrosa en una vivienda, dado que amenaza con el colapso de la misma.

Reclamar daños estructurales por asentamiento diferencial

Si su vivienda tiene un asiento diferencial, lo mejor es que contacte con nuestra empresa para que un perito-arquitecto (que suelen actuar también como perito-judicial del Juzgado) evalúe correctamente la vivienda y esas patologías estructurales.

Dicho perito especialista en daños constructivos estudiará los problemas estructurales de su vivienda para ver su origen y alcance. Para ello hará una visita in situ al inmueble, fotografiará todas las grietas y fisuras, estudiará los antecedentes (para ello nos tendría que facilitar el proyecto, estudio geotécnico y toda la documentación que disponga). Por otro lado, dado que el asiento diferencial puede estar estabilizado o no, lo mejor sería hacerle seguimiento de su evolución a través de testigos ó fisurómetros y comprobarlos a posteriori por si han experimentado algún movimiento. Por último el perito realizará (con mediciones) la propuesta de reparación más adecuada para poder arreglar la vivienda, cuantificando.

 Un asiento diferencial, no es otra cosa que un movimiento asimétrico en la cimentación de la vivienda, que provoca un hundimiento pronunciado de un elemento estructural,  que empuja al resto de elementos rígidos provocando que parta la estructura por el punto más débil, que suele ser de modo perpendicular a la dirección del empuje. Por poner un símil gráfico, si la cimentación fuera una pesada mesa de cuatro finas patas, el asiento sería que una de sus patas se hundiese y quebrase , ese hundimiento tiraría del resto de la estructura, que al no soportar esa fuerza se rompería formando una grieta con un trazado oblicuo perpendicular a la dirección donde se ha hundido esa pata.

 Una vez determinado el origen de ese asiento diferencial, su alcance, con una propuesta de reparación , nuestro departamento jurídico, compuesto por abogados especialistas en daños constructivos, reclamará a los responsables constructivos.

Cómo puedes reclamar fisuras por asentamiento

Existe un plazo de garantía de 10 años para reclamar estos asientos diferenciales. El plazo de garantía decenal empieza a contar desde que se otorgó el acta de recepción de obra (cuando entregan la vivienda). Y la acción para ejercitarlo comienza desde que se tuvieron certeza de los daños, desde entonces se tienen 2 años (según el artículo 18 de la LOE).  Una vez esté terminado el informe pericial, se tendrá esa certeza y se podrá demandar a los responsables.

La responsabilidad de un asiento diferencial suele ser del arquitecto proyectista y director de obra, dado que el problema será con casi toda certeza de la cimentación.

No obstante el promotor (si no es una auto-promoción) como promotor-vendedor responde siempre en última instancia, y se le puede reclamar también a él.

Las causas de los asientos diferenciales pueden estar relacionadas con defectos del proyecto por malos cálculos, descenso del terreno o bien por problemas de cimentación. Las consecuencias derivadas son los daños estructurales como las grietas.

Grietas en diagonal y escalonadas causadas por asientos diferenciales

Si tiene en su vivienda grietas diagonales y/o escalonadas tenga cuidado, probablemente sea por un asiento diferencial de la cimentación. Esta forma tan peculiar de las grietas suele ocurrir porque el trazado de las grietas es perpendicular a la dirección del empuje. Normalmente desde la esquina perpendicular a esa grieta es desde donde se está recibiendo toda la tensión, y por ello al final el elemento rompe (y se producen grietas).

A veces, como excusa se menciona que se trata de un  “asentamiento normal” de la edificación. Los movimientos de “asentamiento normal” de la edificación suelen experimentarse como mucho en los 2 primeros años de vida de la edificación, cuando el edificio entra en carga, y puede experimentar leves movimientos (si no se han tomado medidas) en el inmueble hasta su definitivo asentamiento. Se suelen manifestar en forma de pequeñas fisuras de muy poco grosor que nunca suponen ningún tipo de amenaza estructural.  Pero cuando ya pasados varios años desde la entrega, una vivienda experimenta este sinnúmero de grietas generalizado por toda la vivienda, con las características de grietas gruesas (de más de 1 mm),  trazados oblicuos o en zigzag, incluso pasantes no se pueden considerar en absoluto asiento normal de la vivienda.

 

Por ello esas grietas diagonales o escalonadas (marcando la fábrica de ladrillos) suelen ser muy indicativas de que se ha producido un asiento diferencial. Consúltenos.

¡NO DUDE EN CONSULTARNOS!

PRESUPUESTOS A MEDIDA

Concierte una reunión online

11 + 15 =

LOPD-RGPD-LSSI

La comunicación enviada quedará incorporada a un fichero del que es responsable DPCON RECLAMACIONES JUDICIALES S.L. Esta comunicación se 'utilizará exclusivamente para tratar sus datos para atender su solicitud, siempre de acuerdo al Reglamento (UE) 2016/679 (RGPD), la Ley Orgánica 15/1999 (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de desarrollo de la LOPD), sobre protección de datos. Sus datos no se comunicaran a terceros, excepto por obligación legal, y se mantendrán mientras no solicite su cancelación.
En cualquier momento usted puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y oposición, o si procede, a la limitación y/o cancelación del tratamiento, comunicándolo por escrito, indicando sus datos personales a a dpcon@dpcon.es.

Contacto

Teléfonos:  911 61 01 65 

                     646 567 732

Email: dpcon@dpcon.es

Sede central:  Paseo de la Castellana 91, 4º-1
CP 28046,  Madrid

SERVICIO EN TODA ESPAÑA