Cuando la reparación es imposible. 

octubre 15, 2019

    Garaje declarado inhábil que no puede repararse.

           Tenemos una Sentencia que condena a realizar una obra de reparación en el sótano, porque las plazas de garajes son pequeñas, e incluso la rampa de «caracol» de acceso y salida de los coches, es tan estrecha, y con una curvatura tan cerrada, que hace inviable o tormentosa, la maniobra de subida y bajada. Hay rastros de las pinturas de los coches, en los muros que acotan las rampas. Y sólo un conductor excepcional (y que tenga un coche no muy grande), no se rozaría con las paredes al aparcar en su plaza, dejándose normalmente la pintura en ellas, y un bollo en la chapa del coche. La condena fue evidente, el Juzgado así de claro lo vio, y condenó a realizar junto con esas obras de reparación, otras más, por defectos constructivos a favor de la Comunidad.

          Pero en ejecución de Sentencia, y a la hora de hacerlas ¿cómo es posible acometerlas? ¿Vamos a ensanchar la anchura de la rampa caracol sin que afecte la estructura del inmueble? ¿Vamos a sustituir o disminuir el volumen de los pilares de hormigón, por vigas de acero? ¿Cómo se afronta la reparación? ¿se alteraría el título constitutivo de alguna propiedad?. Nada o casi nada es imposible, porque siempre existe algún procedimiento técnico que le podría dar solución, pero evidentemente sería una barbaridad por el costo, el riesgo, el raciocinio, y el sentido común.

El equivalente pecuniario, ¿qué es?

 Señalaba la Sala Primera, en su Sentencia de fecha 20/10/2006, que existen supuestos en que por resultar imposible la ejecución de la Sentencia en sus propios términos, ha de acudirse al remedio de transformarla por su «equivalente pecuniario«, sin que ello represente vulneración del derecho fundamental recogido en el artículo 24 de la Constitución Española.

Y el Tribunal Constitucional, en  sus   Sentencias 69/1983, 125/1987  y 167/1987, dicen que es  tan constitucional, la ejecución de una Sentencia que cumple el principio de identidad total entre lo ejecutado y lo declarado en el fallo, como aquella ejecución en la cual, por razones atendibles, -como es la ejecución imposible-, esa condena es sustituida por un «equivalente pecuniario«. O sea, en una indemnización, en dinero.


CONCLUSIÓN

  • Se puede sustituir  el cumplimiento in natura del Fallo de una Sentencia por su «equivalente pecuniario» siempre y cuando la ejecución de aquel Fallo, resultara imposible
  • Se ha llegado a admitir el cumplimiento de la sentencia por su «equivalente pecuniario» cuando hay desproporción económica, en donde la pretensión de la parte ejecutante (el perjudicado), resultaba abusiva y que la parte ejecutada (la parte demandada) había actuado de buena fe.

¿Cómo se calcula el montante en dinero? Pues indemnizando a cada uno de los propietarios afectados por esa rampa estrecha, con el importe de una plaza de garaje lo más cercana posible a su vivienda o edificio, y sumándole el importe de la teórica indemnización equivalente a lo que se depreciaría su vivienda al carecer de plaza de garaje en el propio edificio.

Otra cosa no cabría pensar, pues ¿es más razonable, ir por la vía de apuntalar el edificio, suprimiendo pilares, o muros de carga en los sótanos? En ciertos casos, no.

Y la opción de la indemnización aquí es la más lógica. Si tiene alguna duda, consúltenos. 

0 comentarios

Artículos relacionados

¿Cuánto cuesta un informe pericial?

¿Cuánto cuesta un informe pericial?noviembre 6, 2019 ¿Cuánto cuesta un informe pericial por daños constructivos?               Cuando los propietarios de viviendas afectadas por daños constructivos se plantean reclamar, saben que es...

Perito judicial de daños constructivos

Perito judicial de daños constructivosoctubre 28, 2019 Necesito un perito judicial de daños constructivos.  Normalmente se utiliza equivocadamente el término perito judicial, confundiéndolo indistintamente con el profesional experto en una...

Mayoría para reclamar daños constructivos

Mayoría para reclamar defectos constructivos en una comunidadseptiembre 5, 2019   ¿PUEDE DEMANDAR LOS DEFECTOS CONSTRUCTIVOS UN SOLO VECINO O ES NECESARIO RECLAMAR TODA LA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS? A veces se da la circunstancia de que uno o varios vecinos de una...

Contacto

Teléfono

Centralita: 902 103 263 & Móvil: 646 567 732

Email

dpcon@dpcon.es

Dirección

Martín de los Heros 59 – Bajo C – 28008 Madrid

SERVICIO EN TODA ESPAÑA

PRESUPUESTOS A MEDIDA